El comercio electrónico en general ha experimentado un auge masivo en la última década. Portales como Amazon son ahora de uso común y un gran porcentaje de la población ha adquirido productos on line en algún momento.

 

Pero dentro de las compras por internet cabe señalar el especial impulso de las tiendas de ropa, que se han convertido en una parte muy importante de las ventas que se realizan por este canal. La pregunta es, ¿Por qué la venta de ropa por internet se ha vuelto tan popular?

 

Las principales razones que lo justifican son tres

 

El uso generalizado de internet

 

Hoy en día el uso de internet es tan común que la excepción es la persona que no hace vida online. Desde el momento en que el número de usuarios de internet ha crecido en los últimos años y su confianza en el medio, también, es normal que el comercio electrónico haya crecido de manera notable.

 

El acceso a un mayor catálogo de productos

 

Comprar ropa significaba, años atrás, tener que desplazarse a diferentes tiendas, probarse la ropa y comparar los precios. Pero por muchas tiendas que se visitasen, el catálogo al que se podía acceder era siempre limitado. En la actualidad, con unos pocos clicks podemos consultar diferentes tiendas incluso en otros países, teniendo de este modo acceso a un número mucho más amplio de prendas y estilos.

 

La comodidad de recibirla en casa

 

El no tener que desplazarse es una ventaja importante. Una vez se realiza la compra, podemos olvidarnos del tema hasta que el mensajero toca el timbre de casa. Además, en muchos casos, hay tiendas que permiten la devolución o que no aplican gastos de envío si la compra alcanza cierta cantidad.

 

Si bien estos son los principales factores, no son los únicos. Para entender el auge de las tiendas de ropa en internet hay que considerar también que modelos de negocio como la afiliación o el dropshipping permiten a cualquier persona crear una tienda de ropa de manera rápida, sencilla y con costes mínimos, y olvidarse de aspectos como el manejo de stock o el envío, limitándose a ser intermediarios.

 

El crecimiento de la demanda y la facilidad para crear tiendas online son, por tanto, dos factores que, combinados, explican el auge de las tiendas de ropa en internet.

Hasta no hace mucho tiempo el uso de internet se reducía a recibir y enviar correos electrónicos y a poder acceder a información a través de plataformas digitales y páginas web. En el transcurso de la última década, Internet y las innovaciones tecnológicas que la acompañan han crecido de tal manera que su uso se ha convertido en un esencial de nuestra vida, estableciéndose como una vía constante de recepción de información, intercambio social y actualidad digital.

 

Beneficios sobre el acceso a Internet y la inmediatez de la información

 

El auge de las nuevas tecnologías y de Internet ha permitido un nuevo sistema de recepción de la información a escala mundial. La información se puede obtener al instante, siempre que se esté conectado a una red. Eso nos da una idea más accesible y cercana sobre las cosas que están pasando en el mundo. A su vez, el uso de las plataformas digitales inmediatas rompen barreras en el sentido de que, por ejemplo, mucha gente ahora puede estudiar desde casa, incluso trabajar desde casa, pudiendo acceder a unos servicios que antes eran estrictamente presenciales.

 

Asimismo, se ha generado una estructura de relaciones sociales online que fundamentan el intercambio directo entre personas con intereses comunes de una forma rápida y eficaz, sea cual sea la parte del mundo donde estas personas estén. Los intercambios entre ellas pueden ser directos y fáciles, permitiendo una comunicación abierta y diversa.

 

Desventajas de la inmediatez de la información

 

Por el contrario, el acceso a esta rapidez informativa fomenta ciertas adicciones como la necesidad constante de estar chequeando qué es lo que está pasando, o las noticias que se están generando. La facilidad en el acceso a la información y la gran cantidad de noticas que nos llegan desde las plataformas digitales también crean un sobreexceso informativo que puede derivar en una saturación mental.

 

La existencia de tanto contenido genera que muchas de las informaciones sean un subproducto de otras noticias, con lo cual se generan muchas noticias y informaciones que carecen de veracidad siendo difícil definir con cuál quedarse. A veces, el exceso de contenidos consigue desensibilizar al consumidor sobre algunos temas y crear confusión entre lo que es real y lo que es ficticio. Las amenazas de los virus y los spam son otro de los elementos con carácter negativo que proporciona la red, amenazando los sistemas propios, los archivos y los documentos guardados.

 

Otros factores

 

Está claro que el mundo digital cada vez va a más y que ha venido para quedarse. Por lo tanto, lo mejor que podemos hacer es adaptarnos a él, estableciendo ciertas precauciones para no caer presos de las redes de la información y perdernos en una espiral digital y de contenidos sin retorno. Sin internet nos quedamos fuera de la sociedad pero con un exceso de ella también. Por eso te decimos: Internet sí, pero con medida.

Mucho han cambiado nuestras vidas en las últimas décadas desde que apareciera internet allá por el año 1989. Hoy practicamente muchos de nosotros no podriamos vivir sin estar conectados a la red debido a la automatización de procesos diarios que hacemos a través de esta herramienta. Lo que parecia en un principio que iba encaminado a ser una herramienta de consulta de archivos se ha convertido en un increible monstruo mediático que cada vez adquiere mas importancia en nuestra vida.

En los últimos años esta dependencia ha ido creciendo todavia mas gracias a la consolidación de otro articulo que podriamos considerar hoy en dia como vital: el teléfono móvil. Se aprecian ciertos paralelismos entre el crecimiento de ambos y curiosamente han sabido complementarse para crear un binomio clave y la combinación perfecta para fidelizar al usuario y asegurar el futuro tecnológico. En esta sociedad hiperconectada en la que vivimos podemos apreciar algunso sectores que han sido condenados casi en exclusiva a sobrevivir gracias a la red de redes. Uno de los mas destacados es sin duda la industria de la pornografia, la cual si bien ha sabido adaptarse desde el primer momento a internet, hoy en dia parece casi confinada a este medio. Asi por ejemplo los sexshops físicos han pasado a mejor vida al igual que por ejemplo las revistas porno de antaño. Las webs de esta temática que ofrecen videos porno como los de videosdemadurasx.com/hd/ son sin duda el presente y el futuro de este sector en nuestra sociedad de consumo.

Ordenadores de sobremesa, tablets y smartphones. Cualquier soporte es bueno para visitar estos sitios web y disfrutar de sus contenidos, los cuales (y es un dato que no podemos olvidar) tienen millones de seguidores en todo el mundo. El presente y el futuro parece bastante claro para la industria del sexo.

Una de las frases que quizás mas me haya repetido mi padre (y que todavia sigue haciendo hoy en dia) es aquello de “hija, nadie da duros a pesetas”. El refrán viene como anillo al dedo para ilustrar este artículo y es que hoy queridos amigos voy a hablaros acerca de las bondades y las maldades de internet y la increible mania que tiene todo el mundo de encontrar la ganga de turno y por supuesto vanagloriarse con todos los demás de lo listo y habil que es uno por encontrar cosas asi. Estaria bien recordar que los chollos y las gangas tanto de internet como de cualquier otro medio siempre tienen aquello de la letra pequeña (que refranera estoy hoy, por dios). Y es que uno de los principios de cualquier comercio (y la mayoria de sitios web de internet son como tiendas virtuales) es eso de sumar tu margen para hacer negocio y obtener un rédito o beneficio.

Por tanto cuando entres en alguna web donde todo parezca tan bonito y sientas la tentación de aprovecharte cuanto antes de esa increible oferta como si fuera un error de alguien que no tardara en corregir, desconfia porque seguro que en algún lado está la trampa. Y es que rara ves las gangas de internet son tales. Es evidente que si un articulo, que sabes que cuesta mas dinero del que vale la ganga de turno que has encontrado, tiene ese precio es porque a lo largo de la cadena de montaje y comercio algo ha fallado y se ha ahorrado en costes que luego inciden de manera frontal en la calidad del producto final. Es como navegar en internet buscando sexo gratis https://www.videosdemadurasx.com/sexofuerte/ (si, alguna vez lo hago, soy humana y tengo mis necesidades). Cuesta muchisimo encontrar un sitio web de calidad y cuando lo encuentras rápidamente lo agregas a favoritos porque piensas que has dado con la gallina de los huevos de oro. Cuando en realidad el beneficio de estas páginas está en la publicidad que ofrecen (hablamos de las webs de calidad, claro, las que comprometen al usuario con mil perrerias serian perfectas para relacionar de nuevo esto de las falsas gangas de internet).

Lo dicho, debemos de andar despiertos en la red y dejarnos guiar por ese instinto de calidad que todos los adictos a la red acabamos desarrollando de forma innata. Hasta pronto!